Cádiz: La cuesta va a ir en serio (3-0)

Cádiz
Actualizado:

Guardar

La cuesta ha empezado seria. Tal y como se esperaba, que no es poco. El Sevilla, con muy poquito, pasó por encima de un Cádiz CF que si bien no salió mal del todo sí que le concedió demasiado a un equipo que tampoco salió a avasallar. Vaya por delante que los de Lopetegui son mejores desde que el álbum de la Liga sale, pero los de Cervera salieron con mucho, con demasiado respeto y eso lo supo aprovechar el once de Nervión desde el mismo momento en que los de amarillo se echaron atrás.

La cuesta que viene, que ha empezado, es severa. Este sábado ha tocado el Pizjuán, pero la semana que viene toca el Atlético, y la próxima la Real Sociedad, y la otra, el Athletic, y la siguiente, el Barça. Cuanto menos, causa respeto. Y mucho. Y además, la directiva sigue sin traer fichajes de garantías que puedan aportar todo lo que va a hacer falta para seguir amarrando una permanencia que después de todo lo logrado sería muy discutible que se fuera.

El Sevilla no era el Levante ni el Pizjuán es el Carranza, y quizás por ello Cervera se echó atrás en sus planteamientos y salió algo más temeroso de lo normal y después de los malos ratos que pasó la banda izquierda hace una semana decidió dar descanso a Jairo y a Perea para fortalecer la defensa con un lateral que se estrenaba en Primera como el canterano Marc Baró, al que le dio lo que le quitó al canario, es decir, un compañero algo más sacrificado en defensa que Perea. En este caso Álex.

Le pudo más al entrenador cadista el nombre del rival que el planteamiento en sí, porque lo cierto es que el Sevilla de Lopetegui no es ese equipo que sale como un vendaval ante el que mejor defenderse refugiarse antes de preguntar. De ahí que la suplencia de Perea fuese más temeraria que prudente.

Y así, con cautela y a sabiendas de quien iba a mandar salió un Cádiz CF que no le quitó la cara en ningún momento al arranque de un partido lleno de alternancias en el dominio de la posesión y del control. Una buena prueba de ello es que en tan solo un cuarto de hora se sacaron cuatro saques de esquina, dos para cada bando.

Poco a poco, y dentro del guión de la normalidad, el Sevilla fue haciéndose más importante con la pelota así como en el territorio. El gaditano Suso, en estado de gracia, comenzaba a dejarse ver cada vez con más asiduidad y en una de esas contactó con En-Nesyri para que el marroquí no acertase con una media chilena ante la salida de Ledesma.

La pelota era del Sevilla mientras el Cádiz CF, bien posicionado, se conformaba con que su rival no le atacase tanto como para preocuparse, pero eso contiene un riesgo tremendo. Y más contra el Sevilla, que, complacido, fue paulatinamente ganándole terreno al bando cadista, que vio como Suso seguía ganando cada vez más atención. En un centro del gaditano llegó un cabezazo de Kounde que fue a las manos de Ledesma.

Doblete de En-Nesyri y a otra cosa

Se le iba complicando el partido al Cádiz CF sin que Cervera se inmutase y fue así como llegó el primero después de que Suso se abriera paso y espacio para disparar a puerta sin que Ledesma rechazara con éxito y dejando el balón que fuera a la cepa del palo. El rechace le llegó a En-Nesyri para adelantar al Sevilla, que a los tres minutos volvió a marcar y otra vez con los mismos protagonistas. Suso sacaba una falta (muy discutible de Alcalá) cerca del córner y el marroquí reaparecía para cabecear a gol el segundo para los de Nervión.

Se daba cuenta Cervera 45 minutos después y con dos goles en lo alto que la contra no le había servido para nada ante un Sevilla de control y no de estampidas y en el descanso introducía a Perea por Salvi.

Comenzaba el segundo tiempo con las mismas sensaciones que las tardes ante Atlético y Celta en donde prácticamente toda estaba dicho. Gracias al resultado, el Sevilla salió sin tanta urgencia y levantó el pie para alivio de un Cádiz CF que cuando está fuera del partido es un muñequito en manos del que quiera jugar con él.

La inercia lógica de estos partidos que se le ponen muy cuesta arriba al Cádiz CF es que si el rival está por la labor es que le caigan más goles a los de Cervera. Y precisamente eso fue lo que siguió ocurriendo después de un pésimo despeje del debutante Marc Baró, que en su intento por alejar el peligro dejó un caraemelo para En-Nesyri, que firmaba de cabeza su hat trick.

Tres goles firmados por el marroquí que pudieron ser cuatro de no ser porque le anularon al poco otro tras salir en posición ilegal antes de batir de nuevo a Ledesma.

Sin mucha historia más que contar, Negredo pudo acortar distancias a la salida de un saque de esquina pero su zurdazo, tras recibir de una media chilena de Lozano, no encontró puerta por poco. Relajado ya el Sevilla, llegaron las ocasiones amarillas, pero tampoco el Choco Lozano estuvo afortunado ante un Bono que estrenaba sus guantes para impedir el tanto del honor gaditano ni más tarde el propio Negredo, esta con su derecha, tras un regalo de la zaga local.

Se acercaba el final con el carrusel de cambios correspondiete, donde aprovechaba Cervera para hacer debutar al canterano Nieto.

El final del encuentro daba descanso a un Cádiz CF que se prepara para seguir subiendo una cuesta que no ha empezado de la mejor manera ante un Sevilla al que no le hizo mucha falta esforzarse demasiado para batir a un once amarillo que no dio una ni en el campo ni en el banquillo.

Ver los
comentarios

Otras noticias que te van a interesar:  Un vigilante pilla a una carterista en el Hospital Puerta del Mar de Cádiz

Los comentarios para este artículo se han cerrado.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad