Carnival retrasa hasta agosto la reforma integral del crucero ‘Victory’ en la Bahía

CÁDIZ

Actualizado:

Mantener

La compañía Carnival cambió por un tiempo los planes que había premeditado para eel crucero "Vittoria", que se encuentra en la Bahía de Cádiz desde marzo de 2020. Este barco estuvo en la cuerda floja tras el estallido de la pandemia. Llegó al astillero de Puerto Real para una transformación global, pero el estado de alarma ha hecho fracasar esta inversión, estimada en unos 170 millones de euros. El crucero estuvo en el muelle de armamento del astillero puertorriqueño hasta el tercer trimestre de 2020, en el momento en que desviado a Cádiz. El Carnaval lo salvó de la demolición en el mes de octubre y reanudó el plan inicial para su reforma total. Desde ese momento ha continuado en los astilleros de la capital, donde se han realizado distintas obras de puentes.

Todo estaba listo para que el barco que este mes va a salir de los astilleros gaditanos para entrar en el muelle de Puerto Real, donde aún se hará esta esencial obra. Carnival decidió posponer esta operación hasta agosto. No se revelaron las causas que llevaron al armador a postergar sus proyectos, pero todo señala que la actividad de cruceros prosigue en el aire gracias a la indecisión que pesa sobre la navegación y atraque de estos gigantes del mar. El coronavirus ha asestado un duro golpe a los viajes en barco y los efectos económicos para las empresas fueron mortales. Desde hace unos meses ajustan capitales y también inversiones para hacer frente a las pérdidas y posiblemente el aplazamiento de la reforma 'Victoria' hasta agosto esté ligado a la estrategia económica de Carnival para el próximo verano. En cualquier caso, como ha aprendido LA VOZ, el trabajo continúa, pero no inmediatamente. La previsión es trasladar el barco de Cádiz a Puerto Real el próximo verano.

Otras noticias que te van a interesar:  Airbus inaugura su campus de Getafe mientras Puerto Real está al borde del cierre

Esta situación deja fuera de combate al astillero de Puerto Real, que ahora se queda sin trabajo. A objetivos del año pasado, la planta puertorriqueña completó los tres pedidos offshore que tenía y prosigue con el corte de los bloques de las corbetas sauditas que se ensamblan en la planta San Fernando, pero esta carga es mínima para mantener un astillero de el tamaño de Puerto Real. La promesa se puso en la reforma de la "Victoria".

Este crucero llegó a la Bahía exactamente el mismo fin de semana que el gobierno español decretó el estado de alarma en este país. Esta situación obligó a la compañía norteamericana a replantearse la reforma global del buque, cuya inversión prevista era de 170 millones de euros. De hecho, la transformación planeada para la "Victoria" significó la nacimiento de un nuevo crucero llamado 'Carnival Radiance'. El coronavirus ha acabado con este proyecto y ahora se está recuperando satisfactoriamente para los intereses de Navantia y del mercado de trabajo de la Bahía.

Este proyecto fue primordial para el astillero puertorriqueño, que ahora se está quedando sin carga de trabajo

El crucero llegó a Puerto Real bajo una fuerte polémica, en tanto que el comité de compañía de la fábrica planteó problemas con el ingreso del barco por la fuerte amenaza que representa el coronavirus. No hay que olvidar que el crucero llegó con su tripulación y, además, con un contingente de trabajadores de empresas extranjeras que habrían participado en su reforma interna. Además, Carnival había fletado un ferry que actuaría como un barco hotel para acomodar a la fuerza laboral internacional que el barco precisaba para su trabajo. En conjunto, unas 3.000 personas fueron convocadas para trabajar en esta reforma en el astillero puertorriqueño en la primavera, de las cuales mil pertenecían a Navantia y la industria socorrer gaditana.

Otras noticias que te van a interesar:  Diez detenidos y 1.260 kilos de hachís intervenidos en Puente Mayorga

El brote de la pandemia interrumpió los planes de Carnival y forzó a la tripulación del crucero y a los trabajadores de los subcontratistas extranjeros a ponerse en cuarentena en el barco. Carnival repatrió este contingente de trabajadores de forma escalonada en mayo, sujeto a estrictas medidas de seguridad sanitaria. En verdad, la compañía ha enviado el crucero "Carnival Breeze" a Cádiz para la repatriación de parte de su personal.

El destino final del "Victory" estuvo poderosamente condicionado por los proyectos futuros de Carnival con su flota.. El dilema del propietario era invertir 170 millones de euros en un barco que tiene más de 20 años y de este modo garantizar un nuevo ciclo vital o, por contra, mandarlo de manera directa a desguace. Al final, la opción de reforma pesó mucho más que la opción de demolición.

Míralos
Comentarios

Los comentarios para este artículo se han cerrado.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad