El agente inmobiliario detenido en Cádiz por estafar a sus clientes suma más víctimas

Actualizado:

Mantener

Estudiosos de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional de Cádiz sospecharon que tras los reportes de las primeras víctimas del DMS habría mucho más. Y de este modo sucedió. Dos nuevas víctimas se pusieron en contacto con los agentes en estos días para informarles ellos asimismo fueron presuntamente presa de las estafas de este distribuidor que, según los Carabinieri, habría retenido el dinero que le habían entregado como señal en la compra de un piso si bien no se hubiera materializado, en violación del convenio en tanto que, por contrato, no habría existido pérdida de este reembolso si la venta no se hizo.

Según ha podido entender este diario, estas dos nuevas demandas, por parte de 2 gaditanos, se produjeron en tan únicamente una semana, por lo que La policía prosigue sospechando que probablemente halla más golpes. Hay que tomar en consideración que DMS, el vendedor de 36 años, no solo trabajaba en su agencia inmobiliaria de Cuesta de las Calesas, sino que asimismo era "trabajo independiente" para otras agencias. Las supuestas víctimas decidieron dar el caso a las fuerzas del orden cuando vieron la novedad de su arresto y anudaron los puntos. Ellos también habían sido engañados.

Adicionalmente, se añaden estos dos nuevos probables engaños otro que está abierto en la corte y está bajo investigación. Todos representan los mismos hechos y un "modus operandi" exacto. los la cantidad engañada ya puede ser el doble, unos 18.000 euros. La investigación continúa abierta.

Otras noticias que te van a interesar:  Defensa aparca la transformación integral del ferry civil en buque de transporte militar

Protestas, discusiones

Como recordará, el DMS, en la actualidad suelto por los cargos, fue detenido hace algunas semanas una vez que las investigaciones sugirieran que estas acusaciones eran algunas.

El primer engaño nunca registrado se cometió en el mes de abril del año pasado. Se dirigió a un operador de hostelería que asistió a su agencia a comprar un piso, firmó el contrato de depósito y lo pagó por 3.000 euros. No obstante, no ha podido cerrar el préstamo y si bien pidió que se le devolviese la reserva según lo acordado, jamás se la vendió.

La segunda estafa en teoría se cometió con su casa, que ofreció al probar en el contrato que era propiedad de otra persona. También aseguró que era gratis sin que fuera verdad. Y así los compradores, al conocer esto, revirtieron la operación sin que se les devolviera la señal.

Y llegó el tercero tambien el notario. El agente le solicitó a su cliente que le diera dinero además de lo que figuraba en el documento. Pero los dueños ignoraban esta cantidad de la que, presumiblemente, se habría correspondiente solo para sí mismo.

De esta forma, luego de recolectar todas y cada una de las pruebas incriminatorias, se detuvo al dueño de este inmueble, a eso que agentes de la UDEF acusaron al delitos de estafa y falsificación de documentos. Una vez cumplimentado el informe policial, el detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Educación número uno de Cádiz, que ordenó su puesta en independencia bajo los cargos. Además de esto, se solicitó el bloqueo de sus cuentas bancarias como medida cautelar.

Otras noticias que te van a interesar:  Los hoteleros gaditanos siguen con las reservas paradas

Míralos
Comentarios

Los comentarios para este artículo se han cerrado.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad