El nuevo cierre del comercio y la hostelería en San Fernando ahoga a propietarios y trabajadores

Actualizado:

Socorrer

Desde este sábado 30 de enero la actividad no infaltante en San Fernando se paraliza durante un mínimo de 14 días. Si bien este lunes el concejo ha eludido la aplicación de nuevas restricciones, los datos del jueves 28 reafirmaron a la isla como entre los veintiún ayuntamientos gaditanos que deben seguir con el cierre perimetral, cesando asimismo la actividad considerada no infaltante.

La decisión fue firmada por la Comisión Territorial de Señales de Salud Pública de Prominente Impacto de la provincia de Cádiz tras sobrepasar la tasa de 1.000 positivos de coronavirus por cada 100.000 pobladores. San Fernando se alza con 1.340,0 positivo por 100.000 habitantes, lo que representa un total de 3.959 casos desde el inicio de la pandemia y 58 muertes. Todavía, La isla ve cómo tienen que cerrar sus negocios. Las calles están llenas de peatones sin rumbo.

Los peores momentos desde 2008

Tristemente, la dura imagen de La Isla con la mayor parte de sus negocios cerrados, evoca indudablemente los peores instantes de la "crisis de 2008". Fue en septiembre de ese año en el momento en que el calle semipeatonal de Calle Real, que para muchos mercaderes fue el golpe final a una economía que empezaba a colapsar.

Los duros meses de trabajo recurrente en la arteria primordial de San Fernando hicieron imposible recorrer sus 2,7 quilómetros de tramo y, por consiguiente, consumir en los pequeños shoppings que allí estaban. En tanto que, Son usuales las sombras del local con letreros de "venta", "alquiler" o bien "en venta" durante Real Street. En la isla se ha eludido el consumismo, incluso los enormes complejos comerciales se han resentido.

Los precios prohibitivos en el centro de la región han obligado a las pequeñas compañias a trasladarse a otras zonas del municipio en busca de un espacio para asentarse y echar raíces. En este punto, se puede destacar la industria hotelera de la isla, que padeció un golpe durante los primeros años de la crisis del ladrillo y pudo reinventarse y adoptar su propia corporación. El día de hoy, Las cañaillas saben a dónde tienen que ir según la ocasión y el tiempo, o bien cuando menos lo sabían antes de los límites de aptitud y el toque de queda..

El mercader local, varios de ellos con negocios habituales o bien familiares, no fue ayudado no por el advenimiento de las novedosas tecnologías y las compras digitales. Actualmente asumen que perdieron, parcial o completamente, cierto tipo de audiencia. No de ahí que han dejado de adaptarse a las nuevas dinámicas, también ofreciendo descuentos destacables que se suceden a raíz de los grandes guardes de los Estados Unidos.

Otras noticias que te van a interesar:  Tres municipios de Cádiz superan la tasa de 1.000 pero no cerrarán bares y comercios este fin de semana

Bastaba ver cómo ha aumentado el número de turistas desde 2014 para entender que San Fernando estaba archivando uno de sus peores instantes económicos de la historia reciente. Las cifras de empleo rondaron el 80/90%, al paso que hoy en día los principales hoteles han registrado cantidades que sobrepasan sutilmente el 50% en la temporada de verano.

"Entre reinvención o cierre"

Indudablemente, ni los motivos ni la coyuntura económica son exactamente los mismos al contrastar la crisis de 2008 con la actual. "La gente tiene miedo, es habitual », deduce Manuel Luna, presidente de Acosar (Asociación de Comerciantes de San Fernando). El temor al paro y la enfermedad han achicado el gasto en la isla, pero los ciudadanos siguen aprovechándolo para consumir. Por ejemplo, el viernes, antes del cierre del comercio no esencial, fueron muchas cañaillas que apuraron sus compras de última hora, su último café en la calle y sus últimos almuerzos. “La multitud desea consumir artículos locales, confían en , pero no los dejan”, asume Luna.

Bares, peluquerías, polideportivos, estética, moda textil, inmobiliaria e inclusive guardes en el polígono industrial de Fadricas han cesó terminantemente su actividad después de todas las dificultades que los pequeños hombres de negocios han encontrado haciendo un trabajo a lo largo de casi un año. Echando un vistazo a los portales web inmobiliarios se percibe un aumento significativo de la oferta, paralelo a una disminución de las reclamaciones de los propietarios del local.

Las compañías locales están "entre la reinvención y el cierre", enseña el presidente de los comerciantes de la isla. Tiendas seguras han invertido en la digitalización de sus negocios. Cabe acordarse que la venta telemática en Internet está tolerada, incluso en ocupaciones no indispensable, como hace aparición en el BOJA. Por consiguiente, esta nueva herramienta se vuelve importante para las pequeñas empresas. "Nos encontramos obteniendo buenos resultados, No nos encontramos aquí para competir contra los colosales y aún nos queda un film camino por recorrer, pero demos nuestros pequeños pasos.», Reconoce Manuel Luna.

La hostelería asimismo puede funcionar gracias a las entregas a hogar, quizás el trabajo del distribuidor sea uno de los que en los últimos tiempos ha creado más puestos de trabajo en la isla. Ya sea repartiendo comida o packs, la logística está a la orden del día en San Fernando. No obstante, aunque varios bares y restaurantes han probado esta alternativa, asimismo han constatado que no todos consumen cierto género de modelos gastronómicos fuera del aura y armonía que ofrece un hotel.

Otras noticias que te van a interesar:  cómo se pide el certificado de vacunación contra el coronavirus en Andalucía por las tres vías posibles

Sin importar este tipo de comunicados a futuro, lo peculiar es que los cierres de empresas se remontan a los peores tiempos del pasado. «En el momento en que una compañía cierra se pierde la luz, la alegría y el optimismo de la calle. San Fernando ha vivido momentos tristes, con poca luz y ahora nos encontramos de nuevo en esa difícil situación ”, se queja Luna.

Por su lado, la Asociación Isleña de Hostelería y Turismo (Asihtur) expresó su preocupación por el cierre. "Se avecinan semanas muy difíciles, Desde hace días en hoteleros hemos tenido que sostenernos unidos más que jamás para asistirnos y subsistir ”, afirma su presidente. Antonio V. Páez.

El colectivo nos recuerda que "detrás de cada bar, cada lugar de comidas, cada café y pub, la multitud y las familias están; expertos que prosiguen encarando el pago de impuestos y rentas más allá de que las puertas de sus negocios están cerradas.

“Desde el principio, la hostelería de la isla estuvo comprometida con la pelea contra el Covid-19, apegándose rigurosamente a los protocolos y priorizando la salud de nuestros clientes y equipos”, dice Páez, en el que coinciden con Acosafe: «el comercio de San Fernando es seguro, lo hemos demostrado, respetamos la mesa con quienes nos preguntan y nos ocupamos de asegurar la integridad de todos nuestros usuarios y trabajadores.

Se han identificado y amenazado ocupaciones relacionadas con el consumo de alcohol

Si bien las empresas no esenciales van a deber bajar las persianas a lo largo de al menos 14 días, Ayuntamiento de San Fernando se apresuró a empezar a trabajar para gAsegurar un calendario fiscal más flexible para el pago de impuestos y derechos. lo que favorecerá a todas las empresas afectadas por el cierre. Esta flexibilización va a entrar en vigor "en unos días", destaca el Consistorio. Desde el principio de la pandemia, la administración local ha sosprechado diversas medidas para procurar mitigar los efectos perjudiciales sobre la salud económica.

No obstante, los ámbitos empresariales siempre y en todo momento han exigido más a los distintos gobiernos, así sean locales, provinciales, autonómicos o estatales. En particular, para bares y actividades de ocio. Estas becas "llegaron tarde y mal", afirma Jesús González, propietario del bar "La Flamenquita" y de la discoteca "La Reja" y integrante de la "Comisión de hoteleros en via Las Cortes", justificando que los requisitos establecidos por el Consistorio han impedido que varios hoteleros como reciban subvenciones para su área , "otros están esperando de ser recogidos", afirma.

Otras noticias que te van a interesar:  «Se va del Gobierno para vengarse de Errejón»

Estos negocios, sus dueños y trabajadores fueron vilipendiados en las últimas semanas.. Muchos los han disfrazado de culpables del dramático estallido de esta tercera ola de pandemia, vengándose de esos pocos usuarios que no han respetado la normativa establecida. Esta especial "caza de brujas" ha provocado el aburrimiento de los dueños de estos lugares, que dejan muy claro que lo único son responsables es estimar "trabajar para sostener a sus familias", como afirma Jesús González.

Se encontraba justo en la calle Los Juzgados donde se denunció la aglomeración evidente y denunciada a lo largo de la tarde de las pasadas vacaciones de Nochebuena. Estas imágenes bastaron a fin de que la opinión pública "criminalizara a los hoteleros", aunque, según explicaron, ante la multitud no lograron disuadir a los que se comportaban de forma incivilizada.

"Existen muchas críticas a la industria hotelera, mas la gente no se da cuenta de la proporción de cargos laborales que crea", recuerda. La dramática situación que vive la actividad local de la isla es más aguda en la vida nocturna, donde la mayor parte de los teatros cesaron su actividad en el tercer mes del año y aún no tienen un horizonte para aclarar su futuro laboral. "Varios deberemos cerrar si las cosas siguen igual", advierte González, quien asimismo espera que -a diferencia de 2008- "la restauración económica sea más veloz en el momento en que nos dejen trabajar".

"Nos nos encontramos ahogando y, si las administraciones no remedian, varios de los que cierran el día de hoy no reabrirán mañana", Manuel Luna denuncia esto, pidiendo implicación "ahora más que jamás" para salvar los cientos de puestos de trabajo que crean los comercios locales en San Fernando. "Esperamos que esto ocurra próximamente, que solo sean 14 días y que nos volvamos a encontrar". Para esto, Luna y el resto de nuevos negociantes piden "solidaridad y colaboración" a la localidad para eludir achicar la alarmante tasa de contagios que registra San Fernando.

Míralos
Comentarios

Los comentarios para este artículo se han cerrado.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad