Importante avance para abrir el túnel entre la carretera industrial y la terminal de contenedores

CÁDIZ

Actualizado:

Mantener

El túnel que conectará el nueva terminal de contenedores, en el puerto de Cádiz, con el autopista industrialAprovechando el sótano del astillero gaditano, pasó por un nuevo trámite administrativo después de los inconvenientes técnicos surgidos tras sus obras. El paso subterráneo está casi terminado desde 2018, no obstante, las fugas de agua posteriores impiden su finalización. El túnel está totalmente inundado ea estudio geotécnico concreto para bombear el agua y reorganizar la cavidad a través de pilotaje. La VOZ ha sabido que este estudio se ha completado con éxito y ahora está en manos de la Dirección de Puertos del Estado para su aprobación final. Con esto, continúa el trabajo del túnel.

Este túnel es la clave para eliminar el tráfico pesado del centro de la región, puesto que los camiones que se dirigen a la novedosa terminal ingresarán en las cercanías de la estación de bomberos y tomarán la ruta subterránea por el interior del patio hasta llegar a la plataforma de contenedores. El presente presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC), Teófila Martínez, asumió el cargo en febrero de 2019 y heredó este maldito trabajo. Luego sostuvo reuniones con el presidente de los Puertos del Estado, Salvador de la Encina, para reanudar las inversiones. Todo señala que la luz se aproxima poco a poco más al final del túnel de la obra.

Los problemas surgidos en las proyectos del túnel que lleva a la novedosa terminal de contenedores en el puerto de Cádiz forzaron a un cambio de planes en 2018.

Otras noticias que te van a interesar:  Temor a que la cementera Holcim de Jerez imite a otras multinacionales con un cierre

Derecho de acceso

Una de las acciones complementarias que se había planificado para dar servicio a la terminal portuaria era precisamente la construcción de un túnel en la región del astillero gaditano con la meta de fomentar el tráfico de camiones. No hay que olvidar que la terminal se construyó en el muelle de Levante, ganando terreno al mar, lo que forzó a Navantia a hacer más simple una servidumbre ya que el suelo del patio es la única vía de comunicación viable para llegar a la novedosa interfaz. Dada esta situación, se escogió una calzada subterránea de 830 metros cerca de la rotonda del parque de bomberos hasta el umbral de la novedosa terminal.

La autoridad portuaria adjudicó este emprendimiento a la empresa Vías y Construcciones SA en octubre de 2014 por 24 millones de euros y un período de ejecución de 17 meses, sin embargo, surgieron inconvenientes en el momento en que la compañía edificó el 70% del túnel. Fue entonces cuando apareció una enorme placa de acero en una de las zonas afectadas por el paseo, lo que impidió proseguir con el avance de las obras. Más tarde, las paredes internas del túnel han comenzado a perder agua. Luego, la empresa ganadora presentó una exclusiva hoja de cálculo con un aumento de presupuesto, lo que llevó a APBC a rescindir el contrato. Desde ese momento, las proyectos del túnel se han paralizado y las filtraciones han acabado inundando todo el metro. Las lluvias de los últimos un par de años han completado el desastre al anegar toda la región de trabajo, cubriendo la cavidad del túnel.

Otras noticias que te van a interesar:  Airbus, 40 años de lujo

Este revés forzó a recurrir a plan alternativo para garantizar que la apertura de la nueva terminal no esté sosten a mucho más retrasos. La Autoridad Portuaria recogió datos sobre defectos en las proyectos y convocó otro certamen público para adjudicar la reparación del metro a una empresa constructora distinta de Vías y Creaciones SA.

Negociar un plan B

El fiasco del metro llevó a la Autoridad Portuaria a negociar un plan B con Navantia, por lo que el astillero gaditano vendió parte de otros terrenos a lo largo de la duración del arreglo del túnel para facilitar el paso de vehículos. La VOZ ha podido confirmar esto Navantia no se opuso a la solicitud y va a facilitar el paso de camiones por la vía interna de la obra.

Por su lado, la compañía que gestiona la presente terminal de contenedores y que se hizo cargo de la gestión de la nueva interfaz, Concasa, prosigue con su plan de inversiones.

La actual interfaz de mercancías del puerto de Cádiz ocupa once hectáreas de tierra portuaria, tiene unos 400 metros lineales de muelle de atraque y su calado es de once metros. Estas cifras son menores si las equiparamos con la nueva terminal de mercancías que se edificó en el extremo mucho más alejado del puerto: cuenta con 20 hectáreas de terreno ganado al mar, 598 metros de línea de atraque y 16 metros de calado.

La novedosa terminal de contenedores es el buque insignia del puerto de Cádiz. El misterio sobre su financiación se aclaró en la época de 2015 y se ratificó en julio de 2016 en el momento en que la UE liberó los 60 millones de euros de fondos Feder para contemplar una parte del trabajo. Al tiempo, autorizó el préstamo de otros 60 millones de euros, firmado en 2011 entre la entonces vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Magdalena Álvarez, y la Autoridad Portuaria.

Otras noticias que te van a interesar:  Al ecuador, con más de la mitad del trabajo hecho

Míralos
Comentarios

Los comentarios para este artículo se han cerrado.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad