La historia de un hiperinmune al Covid-19

Jerez

Actualizado:

Mantener

José Manuel Pérez Hidalgo es profesor de Bachillerato en La Puebla del Río (Sevilla) nacido en Sanlúcar y residente en Jerez con María, su esposa. Es donante de sangre, órganos, medula y plasma.. Es su forma de ayudar a esta sociedad. Hace un año pasó Covid junto con María y jamás ha parado desde Producir anticuerpos que triplican las des de hiperinmunidad once meses tras sobrepasar la patología..

En el encierro en el tercer mes del año, unos días después, María empezó a sentirse mal "y estaban a puntito de llegar". síntomas muy raros, que jamás antes había sufrido. En el momento en que llamó al hospital, como todo lo relacionado con la pandemia era nuevo, "nos afirmaron que a menos que tuviese una patología grave, singularmente respiratoria, no vamos al hospital". Todo lo mencionado sobre la pandemia estaba empezando y “no sabíamos a lo que nos enfrentábamos. Tenía dolores musculares y óseos y otras dolencias médicas. Y decidimos quedarnos en casa y pasar lo que se suponía que sería Covid como pareja.

El 23 de marzo María ya estaba curada y José enfermó con mucho dolor en los huesos y músculos, ciertos de . fiebre inmediata y diarrea, sin dolor previo, mucho más algunas ampollas en los pies con un fondo oscuro que no ha desaparecido. José asegura que se sorprendió mucho al notar que a pesar de que se encontraba alérgico al polen de olivos, yerbas, trigo y cebada y, si bien era primavera, "no tenía problemas respiratorios". Se quedaron en casa a lo largo de prácticamente un mes. Y se olvidaron de eso.

Otras noticias que te van a interesar:  Cómo comparar préstamos online - Contenido-Promocionado (La Voz)

En el mes de septiembre empezó a trabajar en un centro subvencionado y le brindaron una Prueba de PCR donde salió marcaba que tenía anticuerpos. De esta manera calculó que los anticuerpos habían durado casi seis meses, aunque siempre y en todo momento mantuvo la medidas de protección y precaución pues no se sabía de qué manera podía mostrar su rostro.

Como donante de sangre, órganos y médula ósea, decidió convertirse también en donante de plasma. La gente que se han recuperado del Covid-19 desarrollan defensas naturales en la sangre contra la enfermedad, llamadas anticuerpos.. Estos se encuentran en una parte de la sangre llamada plasma. Una investigación de sobra de 3.000 pacientes en cuidados intensivos con Covid-19 en los Estados Unidos demostró la ventaja de utilizar plasma convaleciente de Covid para reducir la mortalidad.

Esta investigación fue coordinada por Michael Joyner, instructor de Anestesiología y Vicepresidente de Investigación del Departamento de Anestesiología de la Clínica Mayo en Rochester (USA).

Los datos de este estudio señalan que la el beneficio del plasma con anticuerpos fue mucho más efectivo en pacientes que han recibido transfusiones con plasma que contenía altos escenarios de anticuerpos IgG contra el SARS-CoV-2.

En el último mes del año, José fue por primera vez a donar plasma a Hospital Universitario Puerta del Mar. Habían pasado mucho más de ocho meses y tras la donación recibió una llamada del hematólogo que le advirtió que tenía "plasma hiperinmune", con valores de 2,89. “Le pregunté de qué valor eran positivos los anticuerpos y me respondió que un 1 se consideraba hiperinmune. El médico me preguntó si el coronavirus había pasado últimamente y le dije que no, fue hace mucho más de ocho meses. Le sorprendió la "cantidad de meses que habían pasado".

Otras noticias que te van a interesar:  De combatir la piratería a madre de familia monoparental

Para volver a conceder, José tuvo que aguardar cuando menos un mes y "al final, entre una cosa y otra, volví a conceder el plasma el 18 de febrero". En esta ocasión lo donó en Hospital de Jerez. Y lo volvieron a llamar pues sus anticuerpos habían "incrementado de 2.8 a 3.3 y afirmaron que era un poco extraño que después de prácticamente un año los anticuerpos hubiesen aumentado".

A pesar de tener anticuerpos naturales, siendo instructor, recibió la Vacuna Astrazeneca El viernes 25 de febrero, y si bien preguntó si existía alguna incompatibilidad con su donación de plasma y vacunación, el Centro de Transfusión de Sangre le mencionó que no había ningún problema. Ahora está esperando la segunda dosis de vacuna para regresar a conceder el plasma.

Te has sentido tranquilo y confiado en conseguir estos resultados, pero sigue con las medidas precautorias. No fuma, no bebe alcohol, sale a pasear con su esposa embarazada y prosigue una dieta mediterránea. Son las únicas claves que puede proveer de manera general e inclusive teniendo alergias, pudo dar su plasma hiperinmune para ayudar a los pacientes con Covid-19 proporcionándoles anticuerpos de forma natural. "Esta fue mi forma de llevarlo a cabo Aportar un granito de arena a esta causa donde el cuerpo de salud que luchó y está luchando la pandemia en el frente tiene toda mi admiración.»Afirma el maestro.

Míralos
Comentarios

Los comentarios para este artículo se han cerrado.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad