La hostelería de Sanlúcar prepara una jornada de protesta por la gestión de la pandemia

Los permanentes cambios en las medidas restrictivas para controlar la pandemia de coronavirus han terminado por asfixiar a la industria hotelera. En Sanlúcar, localidad turística que resalta en todo el país por su gastronomía, el campo por el momento no puede realizar eso ”. Los hoteleros estiman pérdidas entre el 70 y el 80%, según el portavoz de Apysan, Miguel Ángel Pérez, motivaron medidas de protesta.

Están esperando de la confirmación de la subdelegación del Gobierno en Cádiz para ordenar una día de protesta a la que desean sumarse asimismo al comercio, otro de los ámbitos afectados por las limitaciones anti-Covid. Será a inicios de marzo cuando el sector cierre las persianas y cierre sus actividades para protestar contra las medidas tomadas tanto por el Gobierno de la Junta de Andalucía como por el Gobierno central y su administración de la pandemia, que les ha llevado a una "Situación insostenible".

"Con agua hasta el cuello y perplejos por la incertidumbre" la mayoría de los negocios hoteleros del Municipio de La Manzanilla aún no han levantado las persianas, a pesar de que el pasado sábado la Junta de Andalucía dejó la vuelta del negocio de la hostelería hasta las seis de la tarde. la tarde, en el momento en que Sanlúcar bajó la tasa de incidencia del coronavirus en 1.000 casos por 100.000 habitantes. Sin embargo, el hecho de que la Junta de Andalucía comunicara esta autorización con tan solo 24 horas de antelación provocó un problema aún mayor entre los hoteleros, que disponían de muy poco tiempo para lograr remitir sus pedidos a distribuidores o tramitar el alta de personal en la seguridad popular.

Otras noticias que te van a interesar:  Gran pesar en Sanlúcar por el fallecimiento de Javier Ibáñez

Desconcierto por la hospitalidad de Sanlúcar.

En Bajo de Guía, por servirnos de un ejemplo, solo hay dos de los más de diez establecimientos libres. Aunque los meses de enero y febrero suelen ser "meses de reposo" para el campo, la pandemia de coronavirus y el cierre del perímetro en el que prosigue estando el municipio, hacen impracticable la rentabilidad de su negocio. Algunas compañías han optado por dar vacaciones a sus trabajadores en estas datas y efectuar reformas o limpiezas en sus locales, preparándolos para un futuro más propicio. “Con las fronteras cerradas, su negocio no es productivo. Necesitan, por ejemplo, que los hispalenses, que tienen aquí su segunda vivienda, logren venir y eso si pueden hacer rentable su trabajo”, asegura Miguel Álgel Pérez.

Con este panorama, desde Apysan, la Asociación de Pequeñas y medianas empresas de Sanlúcar, estoy esperando de reunirme con las delegaciones de Comercio y Urbanismo para mover diversas peticiones "pero no vemos intención". "La situación es grave, el sector tiene un malestar muy, muy fuerte y no hemos recibido ninguna contestación", lamenta el representante de la asociación.

Los comentarios para este artículo se han cerrado.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad