San Fernando vuelve a abrir comercio y hostelería «con la ilusión y los nervios del primer día»

Actualizado:

Sostener

Veinte dias despues San Fernando regresa a ser útil café para desayunar en las terrazas de sus bares. Atrás quedaron las restricciones que afectaban a ocupaciones no esenciales. El concejo ha enfrentado una desaceleración en la desescalada en comparación con el aumento en la tasa de Covid que ha llegado a más de 1.500 casos.

La isla quedó a las puertas el pasado viernes 12, cuando la Comisión Territorial de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto de la provincia de Cádiz aprobó los cambios sin alterar las medidas en la localidad. Tres semanas de cierre que han llevado a cabo diversas ocupaciones de San Fernando y empujó a los empleadores y sus trabajadores al límite.

Tarde anárquica para preparar la reapertura

«Estamos felices, por un lado, por el hecho de que por último se hace justicia y tenemos la posibilidad de abrirnos, pero por otra parte estamos enojados. No entendemos por qué debemos sacar la lengua y realizar preparativos de última hora ", afirma. Manuel Luna, presidente de la Asociación de Comerciantes de San Fernando (Acosar).

Desde el anuncio del Consejo, Se vivieron ocasiones de nerviosismo entre los mercaderes. que han intentado entrar en contacto de manera urgente con sus consultores para ofrecer de alta a sus trabajadores y tramitar sus renuncias a ERTES. “En la mayoría de los casos, nos daban un día de media y siempre había una fecha límite para organizar los documentos sin prisa”, afirma Luna.

"Las tiendas de San Fernando tenían que estar abiertas", explica el presidente. Según el testimonio de Manuel Luna, varios empresarios "no pueden respirar". "Cerrar un negocio es como negarle agua a alguien en el desierto", frase.

Otras noticias que te van a interesar:  Puerto Real vive su primer día de cierre total de la actividad no esencial

Casa apacible en South Bay

El centro comercial Bahía Sur se alimenta primordialmente de ocupaciones comerciales que no incluyen la lista de "imprescindibles". Desde la primera hora, diferente antes de la hora de apertura, los diversos establecimientos de moda, joyerías y perfumerías ahora trabajaban intensamente en la limpieza y la adecuación de su local.

“Me enteré mediante La Voz que estaba abriendo el día de hoy, Creí que sería sábado ", afirma. Emilio, dueño de la tienda "Friking". La mañana en South Bay fue "muy sosegada", explica. "Hay pedidos que se mantuvieron por el coronavirus. Es un fallo cerrar las tiendas, con aforo con limite y el horario habría de ser suficiente ".

Numerosos negocios continuaron cerrados, como casi todos los hoteles franquiciados que se encuentran en South Bay. El único abierto desde el mediodía fue 'Pomodoro' cuyo gerente, Raquel, fué mostrado "Con la ilusión y el nerviosismo del primer día" y con muchas ganas de "recibir varios clientes". En su caso, tenían bastante mercadería para justificar la apertura. De lo contrario "no hubiéramos abierto hasta el lunes, como la mayor parte de nuestros compañeros". Algunos sitios de comidas no van a abrir hasta la semana próxima, momento en el que San Fernando debería abrir su perímetro.

Este tema tiene especial importancia en South Bay. “El Centro Comercial da la bienvenida a muchos pobladores del ayuntamiento, pero realmente se nutre de visitantes de toda la provincia. El cierre del perímetro nos mató ", afirma Manuel., concejal de "Celopman" a quien el cese de la actividad coincidió con el cambio de localización de su planta, por lo que aún le quedan muchos envíos por recibir y ropa por completar.

Otras noticias que te van a interesar:  Solo nueve localidades de las 45 de la provincia podrán seguir con movilidad a partir del miércoles

La hostelería remata sus datos

Mientras las empresas se apresuraban, manga tras hombro, a abrir sus negocios desde el primero de los días de la entrada en vigor de estas medidas menos restrictivas en San Fernando, La industria hotelera de la isla tuvo muchas adversidades.

Las primeras horas fueron cierta confusión sobre garantizar el suministro de bares, cafeterías o sitios de comidas de la región que no tenía previsto empezar a trabajar este viernes. Asimismo a lo largo de esta mañana la afluencia de hoteleros fue considerable y la mayoría de los pobladores del centro de San Fernando que apuraron los horarios para abrir desde el mediodía, varios no podrán llevarlo a cabo hasta la tarde.

“Seguir un día y la manera en que se hace no lo solventa, pero duele, es el doble de trabajoo. Un día facturamos, sí, pero facturamos por necesidad, no vamos a sacar ningún dinero ", dice sin rodeos. Jesús González, dueño del bar "La Flamenquita" y de la disco "La Reja" y miembro de la "Comisión de los Hosteleros de la calle Las Cortes".

Para el hotelero, «no se puede llevar a cabo peor administración. Detrás de una mesa es muy fácil tomar decisiones, pero no saben qué es montar una terraza o abrir un bar y todo lo que hay que llevar a cabo ». "Si lo hubieran dicho antes o nos hubieran advertido por adelantado para mudar gracias a la conveniente evolución de la pandemia, estaríamos completados ”, afirma.

Desde el instante en que Jesús González se enteró de la resolución de Sanidad, empezó a limpiar y preparar la apertura de su local, labor que efectuó hasta el momento en que el toque de queda le impidió continuar, para retomarla el viernes por la mañana. "Debemos facturar, es por necesidad, si tuviera el dinero no lo haríamos"

Otras noticias que te van a interesar:  Cádiz CF: Cheryshev vuelve a Carranza

Míralos
Comentarios

Los comentarios para este artículo se han cerrado.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad