Una sentencia obliga a unos padres de Sanlúcar separados a residir donde sus hijos

Actualizado:

Mantener

El Juzgado de Apelación y Educación número 1 de Sanlúcar de Barrameda ha dictado sentencia en un caso de custodia y custodia de ciertos inferiores. El fallo acuerda las condiciones del compartido por el que se impugnó pero para fijar la dirección más que nada se valoró el interés de los tres hijos menores, incluso obligando a ambos progenitores a residir en el municipio durante en todo momento de su estadía si desean tener esa custodia.

La sentencia enseña que tras la separación de los progenitores, la madre cambió de hogar y sitio. Vete a vivir a Conil y llévate a los pequeños donde también los formó sin el permiso de su ex pareja. En el juicio, según sentencia, la encausada "tropezó con contradicciones" en cuanto al motivo del cambio de residencia, alegando primeramente que se debió a que los niños se habían enfermado y ella se había trasladado a Conil a Ser atendido por un médico, aunque al final afirmó no haber venido. Poco después, aseguró que el motivo era que el padre no había comprado el apartamento en el que vivían anteriormente. Sin embargo, no existía la obligación de exigir dicho pago.

En lo que se refiere a los reportes del equipo psicosocial, reflejan que los pequeños deseaban quedarse en Sanlúcar y que también querían pasar el mismo tiempo con todos sus progenitores. En este sentido, el juez considera que "prima el interés superior de los inferiores", "un interés que no ha sido tenido presente por el progenitor", añade.

Además de la custodia compartida, el juez considera a las dos partes por igual. "No tiene que ver con apreciar cuantitativamente el tiempo pasado con menores, pero que reciben el afecto y la atención necesarios, y sobre este punto ninguna evidencia recomienda que alguno de ellos no intente prestar tanta atención a los inferiores para su mejor avance psicoafectivo.

Otras noticias que te van a interesar:  La UCA confirma las sospechas sobre el sarcófago fenicio del Museo de Cádiz

El demandante asimismo alegó la corta edad del hijo menor, que tenía un año en el instante en que se presentó la petición. Esto "de ninguna manera obstaculizaría el desarrollo de la práctica de la custodia compartida", dando de esta forma razón al padre, quien estuvo representado por el letrado Juan Carlos Gómez Villegas.

Dicho todo lo mencionado, el juez se compromete a entablar un régimen en el que los dos padres estén con sus hijos y compartan las tareas de su cuidado y educación, "teniendo en cuenta, obviamente, la novedosa situación que existe en la que los padres carecen de convivencia". .

El fallo también aclara que en todas las decisiones que tomen con respecto a los niños, los dos han de estar informados y de acuerdo. Y pone especial énfasis en la residencia. "Hay que establecer nuevamente la situación, que el lugar de residencia y educación es la localidad de Sanlúcar, el lugar donde crecieron los dos mayores". Para ella insta a su madre a buscar una vivienda en el dicho común.

Míralos
Comentarios

Los comentarios para este artículo se han cerrado.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad